El BRAMIDO del MONTE

Septiembre marca el final del verano y con el cambio de estación llega uno de los momentos más vibrantes en el monte: La BERREA. El celo de los ciervos se despliega y machos y hembras vivirán días intensos de persecuciones, encuentros y combates.

Los machos adultos lucen sus magníficas cuernas que han estado creciendo durante el verano y buscan lugares elevados para retarse con potentes bramidos reclamando su derecho a aparearse.

El Alto Porma es un lugar privilegiado para ver y sobretodo escuchar la berrea en toda su intensidad. Enclavado en plena cordillera cantábrica y dentro del Parque Regional Montaña de Riaño y Mampodre, su abrupta orografía hace de caja de resonancia amplificando el profundo bramido de los machos que se desafían de una ladera a otra.

Cada bramido tiene respuesta y la tensión aumenta hasta desencadenar el combate.  El choque de las cuernas desata toda la potencia muscular de estos titanes que empujan con fuerza al oponente hasta que se rinda agotado o herido.

El atardecer en la montaña, envueltos en el ronco bramido de los venados, grabará en nuestra retina un momento mágico difícil de olvidar.

Comparte:

Facebook
Twitter
Pinterest
LinkedIn

Últimas noticias

EL HUECO SECRETO

El viejo toril tiene una segunda vida, ya no alojará el toro del pueblo, pero seguirá siendo un edificio de

Leer más »

DESEOS DE REYES

La noche de Reyes es una noche mágica llena de deseos que siempre se espera con ilusión. La montaña leonesa

Leer más »